Hace un tiempo, cuando estaba tratando de adelgazar, muchas veces me rendía y sucumbía a las tentaciones. Y lo peor de todo no era sentir la culpa después del atracón. Lo peor era que todo el esfuerzo realizado hasta ese momento, no tenía ningún valor para mí, porque había sucumbido y sólo me quedaba rendirme.

Debes comprender, que adelgazar requiere tiempo y dedicación y que las tentaciones y los deseos no van a desaparecer de la noche a la mañana. Si quieres adelgazar, es posible que te encuentres algún bache. No hagas lo que yo hacía. Tirar la toalla es lo último!!!!

La próxima vez que quieras rendirte, cambia tu enfoque. La vida te está mostrando una prueba que puedes superar. Quizá no lo logres a la primera, o a la segunda… pero si quieres, podrás aprender una nueva forma de responder ante las dificultades para que en vez de frenarte, te impulsen.

Y esto que te cuento, puede servirte ante cualquier proyecto, cualquier sueño que quieras realizar. Cambia tu enfoque y piensa cuando te encuentres un obstáculo: ¿qué puedo aprender de esta situación?

Porque el camino está lleno de obstáculos y tarde o temprano te toparás con alguno. Es de ilusos pensar que vas a conseguir todo lo que te propongas sin cometer errores, porque a veces conseguir lo que queremos supone recorrer un camino totalmente desconocido. Y nadie nace ya sabiendo, sino que vamos aprendiendo a medida que caminamos.

Tropezar es normal, así que no caigas en las lamentaciones, la culpa o la frustración. Acepta que vas a caerte y cuando lo hagas, observa qué ha ocurrido para aprender y que la siguiente vez puedas hacerlo mejor.

Porque las dificultades que nos encontramos por el camino son grandes oportunidades de aprendizaje.

Y si aprendes la lección, te harás más fuerte, más sabio y podrás sortear todos los obstáculos que se te presenten y al fin alcanzar tus objetivos. Y si el objetivo es adelgazar y llevar una vida más sana, no dejes de intentarlo porque un día te des un atracón, o te relajes durante unos días en tus nuevas rutinas. Aprender lleva su tiempo, ¿acaso no te caíste mil veces cuando aprendiste a caminar?

Aprender a llevarse bien con la comida, elegir alimentos saludables de forma natural y hacer ejercicio porque te apetece, sin obligaciones, lleva su tiempo. Se nos suele olvidar aquello que es nuevo y al final hacemos “lo de siempre” cuando bajamos la guardia, o cuando actuamos en piloto automático y no nos damos ni cuenta. Lo más importante en esos momentos es observar y tomar conciencia de lo que ha ocurrido. Entrar en culpa o rendirte sólo será una perdida de tiempo, que puedes invertir en aprender de los errores.

No te rindas, toma la decisión cada día de seguir y seguir y seguir, hasta conseguirlo. Porque no todos los caminos te llevan a donde quieres ir y a veces hay que probar varios hasta dar con el que nos permita llegar a nuestra meta.

Si quieres adelgazar de una forma sencilla y dejar de luchar contra tí mismo, si quieres tener herramientas para no rendirte a mitad de camino, aquí estoy a tu disposición. Anímate a Reconquistar Tu Cuerpo y adelgazar de forma natural, sin esfuerzo y sin efecto rebote.

Porque te mereces alcanzar tu objetivo y que puedas cumplir tus sueños.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.