Si realmente quieres cambiar tu cuerpo, debes saber que las emociones son clave en el proceso.

Imagina que te pones a dieta y llevas 5 días comiendo ensalada y pasando hambre. Y llegas el lunes al trabajo y tienes un día de esos horribles en los que todo son problemas. Cuando sales del trabajo, tienes tanto cansancio que se te olvida pasar por la tienda a comprar lechuga y tomates para la ensalada.  Y cuando llegas a casa y llegas a la cocina, te das cuenta que no tienes nada sano para cenar.

Bueno, por un día no pasa nada. Hoy has tenido un día duro y “te lo mereces”. Y empiezas con un poco de pan con mantequilla y luego algo de queso. Pero ahora que has empezado, no puedes parar. Y sigues con las patatas fritas y la cocacola,  si no has llamado ya a un restaurante de comida rápida para pedir una pizza.

Cuando te vas a la cama, no sólo has roto tu dieta y tu compromiso contigo mismo, sino que además de tener el estómago lleno de comida, lo tienes lleno de culpa.

Y posiblemente al día siguiente te sientas tan culpable, que los próximos días no podrás parar de pensar en comida a todas horas. Lo que viene a continuación es el famoso “Efecto Rebote” que más de un 90% de las personas que se ponen a dieta, experimentan tarde o temprano.

Somos Nuestros Mayores Enemigos

Hay algo de lo que nadie habla y que es clave para poder llevar una dieta de adelgazamiento sin sufrir y sin pasarlo mal, con el consiguiente riesgo de terminar con más kilos que cuando empezamos la dieta. Y es algo tan fundamental, que puede marcar la diferencia entre tener éxito o seguir engordando año tras año.

Las emociones son las mayores saboteadoras de la dieta

Porque tener un menú semanal pegado a la nevera no te ayudará cuando tengas un ataque de ansiedad o un antojo de comida basura. Lo que más ayuda en esos momentos es tener los recursos necesarios para gestionar esa emoción y no taparla con alimentos que luego te harán sentir culpable.

Tal vez, lo único que necesitas cuando llegas a casa después de tener un día duro, es descansar un rato en el sofá. O quizá darte una ducha y visualizar cómo todas las preocupaciones se limpian con el agua. Hay muchas formas de recompensarse que no tienen nada que ver con la comida.

La Comida No Es Una Recompensa

Necesitamos alimentarnos para darle a nuestro cuerpo la energía para vivir y moverse. Sin embargo utilizamos la comida para celebrar, para castigar, para ocultar y para otras muchas cosas más que no tienen nada que ver con la energía para vivir.

Si sientes que has hecho algo bien, lo celebras con una gran comida. Pero… ¿acaso para tu cuerpo eso es una celebración? ¿se siente tan bien estando hinchado y con problemas digestivos? Plantéate si realmente es una recompensa para tí o estás tapando otra cosa.

Y si acudes a la comida cuando estás triste o sientes ansiedad… ¿para qué comes? ¿realmente tienes hambre? Es posible que hayas aprendido a ocultar las emociones con comida, pero eso se puede cambiar para que aprendas a manejar esas situaciones de otra forma.

Sobre todo eso te hablo en el Programa de La Neuro Dieta, donde te explico cómo gestionar esas emociones, para que consigas tu propósito de adelgazar, sin pasar hambre ni tener ansiedad por la comida, reconectandote de nuevo con tu cuerpo, tu mente y tus emociones.

Si quieres que te ayude para que te resulte mucho más fácil y rápido tu proceso de adelgazamiento, puedes ponerte en contacto conmigo y te ayudaré a lograr ese cuerpo que siempre has querido tener y ser feliz en el proceso para conseguirlo.

Y es que es muy importante saber gestionar esos antojos y las emociones que nos hacen atacar la nevera como si el mundo fuera a terminar mañana.

Así que si quieres ahorrarte esas recaídas y el sentimiento de culpabilidad que las acompaña empieza hoy mismo a ser consciente de las emociones que te impiden bajar de peso y aprende a gestionarlas para que adelgazar, sea un éxito.

Sé Feliz!!

Cristina Moreno

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.