Si alguna vez has hecho una dieta sabrás que la constancia es clave para conseguir adelgazar. Y en muchas ocasiones lo que falla en el propósito de bajar de peso es precisamente la constancia.

¿Porqué falla la Constancia?

Hace unos años, cuando yo misma me proponía adelgazar, elaboraba el “plan perfecto”. Este plan consistía en escribir mi propósito, me hacía una dieta semanal, ponía cuántos días me comprometía ir al gimnasio y una vez que terminaba mi plan de acción, lo ponía en marcha con la intención de ser muy disciplinada y mantener la constancia.

¿Durante cuánto tiempo?

Durante los dos primeros días mantenía la constancia con mi plan de adelgazar con mucha facilidad. Pero… pocas veces conseguí pasar del tercero. Y eso ocurría porque en mi “plan perfecto” no había lugar para cambios e imprevistos.

Llegaba el día en el que me invitaban a comer y abandonaba la dieta por un día. Me decía a mí misma que al día siguiente retomaría el plan, pero justo tenía que pasar el día fuera por trabajo y terminaba comprando para comer cualquier cosa.. Después de dos días sin llevar mi plan y sin haber cumplido el compromiso conmigo misma, volvía a caer.

Porque lo peor de no tener constancia no es engordar, no. Lo peor de abandonar la dieta es que te sientes mal contigo misma, crees que mantener la constancia es imposible para tí, empiezas a sentirte aún más insegura y empiezas a dudar de que algún día lograrás adelgazar.

Al poco tiempo me animaba a hacer un “nuevo plan perfecto” pero lo que no sabía es que en mi mente había quedado grabado que ya lo intenté una vez y no pude. Este programa mental que muchas personas tienen activado, dificulta aún más el éxito, porque en el inconsciente, lo quieras o no, está programado que “a los pocos días abandonarás”.

Si siempre haces lo mismo, conseguirás siempre el mismo resultado.

Esta frase debería habérmela tatuado, porque he hecho cientos de “planes perfectos” que registraban con detalle hasta el más mínimo cambio que quería para mi vida. Fracasaba y lo volvía a intentar. Fallaba y al poco tiempo me convencía que esta vez iba a ser diferente. Pero siempre conseguía lo mismo!!!

Esto me ocurría a la hora de seguir una alimentación saludable y tambien a la hora de ir al gimnasio. He llegado a pagar varios meses de cuota en los que no he ido ni un solo día. Siempre tenía la ilusión de retomar el plan y conseguirlo. Pero todo esto era sólo una ilusión…

Hasta que decidí pararme y reflexionar.

Lo Unico Constante Es El Cambio

El problema que descubrí en mi “plan perfecto” era que no había lugar para los cambios, era demasiado rígido y no contemplaba en ningún momento posibles alternativas a esos cambios que se producían en el día a día. Todo aquello que es rígido, tiene mucha más facilidad para romperse.

Así que dejé ese plan semanal y empecé a hacer un plan diario que consistía en dar lo mejor de mí a cada momento. Cada día era un nuevo descubrimiento acerca de mí y de la gran fortaleza que puedo llegar a tener siendo flexible.

Porque ningún día es igual que el anterior aunque lo tengamos repletos de rutinas. Cada día te sientes de forma diferente, incluso diría que en cada situación te sientes de forma diferente. A veces puedes estar contenta, otras enfadada. Hay días que están repletos de problemas y obstáculos y otros días que están llenos de regalos inesperados.

Así que cuando te propongas seguir una dieta para adelgazar y te falle la constancia, piensa que cada día será diferente y lo único que necesitas para no desfallecer en tu propósito es ser consciente de todos esos cambios y adaptarte a ellos manteniendo tu objetivo.

Mantener la Constancia Para Adelgazar

Para que puedas mantener la constancia es fundamental que tengas en cuenta lo siguiente cuando sigas una dieta para adelgazar:

  • Recuerda tu objetivo todos los días. El enfoque es fundamental para que no te distraigas del camino.
  • Plantéate la posibilidad de que puedes tardar un mes, dos meses o un año. El tiempo que tardes en adelgazar no es lo importante, lo fundamental es enfocarte en ese cambio hasta que consigas tu peso ideal.
  • No tires la toalla. Si un día cometes un error, no sacrifiques todo el esfuerzo anterior. Perdónate y sigue adelante!
  • Date el permiso de tropezar para volver a levantarte. A veces sólo aprendemos de los errores, así que aprende de ese error para tener más recursos la próxima vez que te ocurra algo parecido.
  • Busca la motivación adecuada que te impulse. Es posible que obtengas más energía si empiezas tu plan para ganar en salud, tener una piel más bonita o tener más energía. Mi mayor motivación para el deporte la encontré en mi amigo y compañero perruno, que me alegra todas las tardes viéndole correr a mi lado por el parque.
  • Conseguirás la constancia cuando cada día al levantarte recuerdes tu propósito y seas coherente con él.

Mi querida amiga Beatriz de la Iglesia suele decir que “en la vida no se triunfa celebrando éxitos, sino superando fracasos” y es importante que sepas que aquello que consideras un fracaso no es más que una experiencia de la que puedes aprender y mucho!!!

Así que la próxima vez que te sientas mal por haber comido pizza o haberte llenado de comida hasta que no podías más, aprovecha para preguntarte ¿para qué lo he comido? ¿qué podía haber hecho diferente? ¿cómo puedo compensar este exceso? ¿qué puedo hacer la próxima vez que me ocurra?

Espero que estos consejos te puedan servir de utilidad y logres mantener tu objetivo el tiempo que sea necesario para conseguirlo. Si quieres ayuda y te apetece probar algo diferente, puedes apuntarte al Programa Emociones Adelgazantes donde encontrarás una forma de mantenerte en tu propósito trabajando con esas emociones que te hacen acudir a la comida en los momentos más difíciles.

Un abrazo!!

Cristina Moreno

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.