Durante años pensé que para poder adelgazar tenía que comer menos y hacer deporte. Y este gran error fue el que me impidió conseguir bajar de peso. El día que empezaba la dieta comía sólo ensalada y cosas “light”, pero mi cuerpo me pedía comida a todas horas. El principal efecto de comer así es que tienes ganas de comer a todas horas.

Yo no sé tú, pero yo a los pocos días me lanzaba sin pensarlo ante un plato de comida contundente y me atiborraba hasta saciarme. Y luego venían los sentimientos de culpa… y vuelta a empezar.

Yo mantuve esta dinámica mucho tiempo hasta que descubrí las claves que me han permitido adelgazar sin pasar hambre y ahora quiero compartirlas contigo.

La Diferencia entre Comer y Nutrirse

Conseguir adelgazar es algo que muchísimas personas pretenden, pero estamos muy confundidos con la idea de “estar a dieta”. Permíteme que te explique en este artículo la diferencia entre Comer o Nutrirse.

La mayor parte del tiempo pensamos en comer, a ser posible algo que esté rico y nos guste. El problema es que los alimentos que más nos gustan son los que engordan.

ERROR!!!

Es cierto que los bollos, las salsas y comida rápida están repletos de grasas, pero hay otro motivo por el que nos hacen engordar y es porque no nos nutren.

¿Y qué significa esto?

Pues verás, las células de nuestro cuerpo necesitan vitaminas, minerales, aminoácidos… etc. Y nuestra dieta en muchos casos no cubre esas necesidades básicas. Por eso, aunque hayamos comido mucha cantidad de alimentos, si éstos no contienen esas necesidades básicas, tu cuerpo te volverá a pedir comida. Pero no tendrás señales de hambre, porque en el fondo tu estómago está aún lleno. Lo que te pasará es que tendrás ganas de comer  a todas horas, porque aunque tu cuerpo no sienta hambre, sí siente la falta de nutrientes

Supongamos que te comes un donut de chocolate. Bien!!! Está rico al paladar, pero cuando lo digieres, tus células te dirán:

-Ok, ya tenemos glucosa, almidón y grasa, pero necesito minerales como el hierro, el magnesio, el calcio… y vitaminas A, B y C… y tambien necesito…

Esto no te lo dicen las células a tí, se lo dicen a tu cerebro. Entonces va tu cerebro y envía una señal de hambre que tú puedas percibir, para que le suministres esos nutrientes a las células. Y de repente, empiezas a pensar en comida, se despierta tu apetito y aunque trates de distraerte, los pensamientos vuelven cada vez con más fuerza.

Y llegas tú, y a la media hora de haberte comido el donut, te comes una hamburguesa o una pizza, o un filete con patatas.

Volvemos a empezar. Digieres la comida y cuando llega a las células, ellas te dicen:

– A ver, volvemos a tener glucosa, almidón y grasa. ¿Dónde están las vitaminas que necesitamos? ¿Y el calcio?

Entonces tu cerebro recibe la señal y vuelven a entrarte ganas de comer. Y así podemos pasar años en los que nuestras células se hinchan de glucosa, almidón y grasa y tienen un vacío enorme porque sienten que les falta algo que no reciben y sólo saben pedir más de comer.

¿Te suena esto?

Porque las células no son algo ajeno a tí. Una célula tuya es como tu miniyo. Es decir, tú eres como una célula más de tu cuerpo. Y es posible que tú tambien te hinches de glucosa, almidón y grasa y aún así sientes un vacío enorme porque sabes que te falta algo que no recibes y sólo sabes comer y comer para tratar de llenarte.

¿Te suena?

¿Quieres saber cómo salir de este círculo infinito de desnutrición, ansiedad por la comida y sobrepeso?

Sigue leyendo!!

Alimentos Que Nutren Para Adelgazar

Si no paramos de darle comida basura a nuestro cuerpo, no pararemos de tener hambre. Porque nuestro cuerpo funciona con nutrientes, no sólo con el placer del paladar.

Entonces… ¿Como paramos esta locura de alimentación?

Aquí es donde entran las comidas saludables, las verduras, las frutas, las semillas, los cereales, los frutos secos… Cuando comes un plato de arroz integral, enseguida vas a sentirte saciado. Los cereales integrales, además de aportarte energía durante más tiempo, están llenos de vitaminas y minerales.

Cuando tus células se alimentan de lo que realmente necesitan, dejarán de enviarle la señal de alarma a tu cerebro y entonces dejarás de tener hambre a todas horas.

A veces sólo consiste en comer una gran ensalada de hojas verdes de primer plato, con pepino, tomate y cebolla. Y si te cansas de la “típica ensalada” puedes preparar nuevas recetas, como la ensalada japonesa de wakame y pepino, o una de mango y papaya…

De esta forma, primero alimentarás tus células y una vez estén contentas y si te queda espacio en el estómago, de segundo plato puedes comer tu comida preferida en menor cantidad. Así saciarás a tu cuerpo, a tu paladar y no tendrás la impresión de estar “a dieta”.

Y no olvides que una célula es un miniyo, y si tus células están contentas, tú tambien te sentirás feliz.

Efectos de Nutrirse Primero y Comer Después

Los efectos de alimentarse correctamente pueden notarse enseguida.

  • Sientes más energía. Porque tus células funcionarán mejor y no gastarán tanta energía en digerir las comidas.
  • Tu pelo, la piel y las uñas sacarán su brillo. Porque estas partes de tu cuerpo, al estar bien nutridas, te mostrarán su brillo y esplendor.
  • Te sentirás con más vida, más alegre, más feliz. Y esto lo digo por experiencia ;-)
  • Necesitarás comer menos cantidad de alimentos. Porque los alimentos ricos en nutrientes sacian enseguida y tu cerebro no te pedirá más hasta que realmente lo necesite.
  • Mejorarán tus digestiones. Es una de las ventajas de la comida sana, que se digiere enseguida y no te entrarán ganas de dormir después de comer.
  • Y por supuesto, adelgazarás. Simplemente con reducir la ingesta de alimentos ricos en grasas y azúcares (he dicho reducir, no prohibir) y aumentar las comidas ricas en nutrientes, tu cuerpo notará la diferencia.

Sin duda, hay muchos más efectos, pero te invito a que los descubras tú llevando a la práctica lo que te digo.

La Conclusión

Prueba a comer siempre de primer plato una gran ensalada, tanto en la comida como en la cena. Y cuando vayas a comer tus alimentos habituales, hazlo en menor cantidad.

Pruébalo y me cuentas, ¿vale?

Y si necesitas una ayuda para lograr tu propósito de adelgazar, puedo acompañarte para que puedas conseguir mejorar tu salud y tener ese cuerpo que siempre has soñado, sin sufrir ni abandonar a la primera. Puedes escribirme para más información a cristina@laneurodieta.com

Un abrazo,

Cristina Moreno

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.