Desde que descubrí esta especia y la probé, se la recomiendo a todo el mundo como una gran aliada para adelgazar y mantener la salud. Es muy fácil de incluir en tus platos habituales y tiene una gran cantidad de propiedades que podrás comprobar después de unos días tomándola. Esta especia es la cúrcuma y es fácil de encontrar, aunque te recomiendo que compruebes su procedencia para que sea de la mejor calidad.

Por qué esta especia es tu aliada para adelgazar

Según el tipo de alimentación que llevamos, estamos más propensos a sufrir inflamación en los tejidos. Si eres de los que come mucha carne, pescado, lácteos y productos precocinados, debes saber que estos alimentos contienen omega 6 y 9 que son pro-inflamatorios. Si no están en equilibrio, es posible que parte de tu volumen corporal se deba a la inflamación.

Por este motivo es fundamental atajar este problema con ácidos grasos omega 3, que es anti-inflamatorio y que puedes encontrar en las semillas de chía y líno. Este efecto puedes notarlo a la semana de tomar estas semillas y potenciarlo aún más incluyendo cúrcuma en la dieta, que te ayudará a reducir la inflamación y a reducir tu volumen corporal.

Propiedades de la cúrcuma

Su principal efecto al tomarla es el antiinflamatorio, por lo que ayuda en dietas de adelgazamiento. Pero no queda ahí, ¡¡sino que es beneficiosa para muchas más cosas!!

  • Reduce la acidez de estómago, porque actúa como tónico al estimular las secreciones de jugos gástricos. Así que te ayudará si tienes problemas de digestiones pesadas, sobre todo de picantes y fritos.
  • Protege al hígado y la vesícula biliar por su efecto antiinflamatorio, así que es muy recomendable en el caso de tener piedras biliares o cólicos de vesícula.
  • Alivia los dolores de la artritis reumatoide, pudiendo reducir la cantidad de calmantes que se necesitan para los dolores de este tipo. La artritis no deja de ser una inflamación, por lo que la cúrcuma y su efecto antiinflamatorio te ayudará en estos casos.
  • Estimula el sistema nervioso y, en la Medicina Tradicional China, la utilizan mucho para tratar la depresión y las épocas de tristeza o apatía, mejorando el estado de ánimo y aumentando la producción de serotonina.
  • Consumir extracto de cúrcuma también ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos, por lo que previene enfermedades cardiovasculares.
  • La cúrcuma es una gran aliada del sistema inmune que tiende a deprimirse en épocas de estrés, en inviernos o en época de exámenes. Por eso tomarla en estas épocas nos protege de virus como la gripe, evitando que bajen las defensas y manteniendo nuestro sistema inmune protegido.

Como ves, esta especia es una gran aliada para nuestra salud aunque en algunos casos está contraindicada. Por ejemplo, para mujeres embarazadas o lactantes, personas que acaban de operarse o las que tengan reflujo gastroesofágico. En estas situaciones, es mejor acudir a otro tipo de remedios caseros más indicados.

Cómo incluir la cúrcuma en nuestra dieta

Para mí, es el mejor sustituto para el colorante alimentario que ponemos en las comidas. Este colorante no aporta ningún nutriente beneficioso y sólo sirve para agregar color. La cúrcuma tiene el mismo efecto, solo que además, añadimos algo natural que tiene propiedades muy beneficiosas.

Podemos agregar cúrcuma a la paella o los arroces, también a las legumbres, las lentejas, los garbanzos, el hummus, las cremas de verduras, la mahonesa, las tortillas… Incluso puedes ponersela al gazpacho o a los batidos de frutas y verduras.

Su sabor es muy fuerte si te pasas de cantidad, pero con un poquito es suficiente. Si además le añades pimienta negra, conseguirás que la cúrcuma se absorba mejor y potencies su efecto.

Receta de cuscus express con cúrcuma

El cuscus es un alimento energético, nutritivo y muy fácil de preparar. Es sémola de trigo que sólo necesita unos minutos de cocción para tenerlo listo y puedes cocinarlo cuando tengas poco tiempo

Ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • unas uvas-pasas
  • 250 gr de cuscus
  • 250 ml de agua
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Sofríe la cebolla y el pimiento rojo en una olla con un poco de aceite. Cuando esté pochada la cebolla, añade unas pasas y sofríe un par de minutos más con sal, pimienta y una cucharadita de cúrcuma. Agrega el agua hasta que esté a punto de ebullición y apaga el fuego. Añade el cuscus y cierra la olla para que absorva todo el agua.

Tu cuscús está listo y preparado para degustar!! Recuerda saborear cada bocado y comer la cantidad justa que necesita tu cuerpo. Si te sobra, puedes guardarlo en la nevera y añadirlo como guarnición para otro plato al día siguiente.

¡Ya no tienes excusa para beneficiarte de esta especia y convertirla en tu aliada para mantener la salud!

!Feliz día!

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.